domingo, 22 de mayo de 2011

Competencia desleal

Actualmente uno de los principales problemas del sector es la competencia desleal, es decir aquellos conductores y/o autónomos que de varias formas consiguen hacer el trabajo por debajo de costes, perjudicando seriamente a los legales.

Esta competencia esa formada por diversos tipos de "individuos", yo en particular, me centraría en 3 clases:
- Falsos Portugueses
- Falsos Rumanos
- Rumanos

- Falsos Portugueses:
Estos no son nuevos, ya hace muchos años que "ruedan". Son autónomos o empresas que tienen el domicilio de la empresa en Portugal, aunque hagan su negocio en España, por lo que no les hace falta la tarjeta de transporte (cosa que a los autónomos y empresas españolas legales si), y por lo tanto se ahorran tener que invertir en ella, y sobre todo no pagan impuestos por su actividad, por lo que pueden permitirse reducir el coste por kilómetro, y por lo tanto el precio del transporte.
- Falsos Rumanos:
Estos son mas nuevos, y vienen a ser lo mismo que los falsos portugueses pero en lugar de tener el domicilio fiscal (domicilio de la empresa) en Portugal, lo tienen en cualquiera de los países de Europa del este pertenecientes a la unión europea.
- Rumanos:
Tras la inclusión en la comunidad europea de varios de los países de la Europa del este que formaban parte de la antigua U.R.S.S. (Unión de Repúblicas Socialistas Sovieticas [vamos, la antigua Federación Rusa]), como por ejemplo: Bulgaría, Rumania, Ucrania, ...; se "abrió la veda" a una nueva clase de competencia.

Al estar en la Comunidad Europea, los carnets de conducir de los conductores de estos países, les autorizaba a conducir en España. Esto no debería ser un problema, ya que en principio la "sana competencia", te obliga a hacer "mejor" tu trabajo y esforzarte mas; pero muchos de los conductores de estos países se han convertido en una competencia peligrosa, ya que luchan con unas armas que nosotros no tenemos, como por ejemplo:
1.- Los puntos del carnet de conducir: ya que aunque sus carnets les permiten conducir (y trabajar) en España, si cometen una infracción de tráfico, no les pueden retirar puntos (cosa que a nosotros si), por lo que su limite de puntos es "infinito".
2.- Incumplimiento de la Reglamentación de transportes: muchos de estos conductores, (algunos por desconocimiento, y otros por "mala leche") incumplen con partes fundamentales de la normativa ya sea relativo a tiempos de conducción y/o descanso, ya sea en cuanto al uso de dispositivos de control (discos y/o tarjeta de tacografo), etc. Y mientras no los cacen, se permiten seguir incumpliendo la reglamentación.
3.- Bajos sueldos: muchos de estos conductores, hacen el trabajo por unos sueldos miserables (solo hay que ir viendo las ofertas de los diferentes portales de empleo), como por ejemplo llegando incluso a hacer transporte internacional (de hasta 20 días al mes fuera de casa) por 1.000 €.

No hay comentarios:

Publicar un comentario